Uso del casco: Iniciativas públicas exitosas para generalizar su uso

Orientación para una campaña de incentivo del uso de casco

Por: Luchemos por la Vida

El incremento significativo de la mortalidad de motociclistas en todo el país hace necesario tomar medidas para poner freno y revertir esta situación. 

 

Primera etapa DIAGNÓSTICO Y CAPACITACIÓN

  • Realizar un diagnóstico de la situación local. Recabar información  (policial y en los centros de salud) acerca de:

1.      Los  siniestros con motos y ciclomotores

2.      La cantidad de muertos y heridos en el tránsito local de los últimos años.

3.      Porcentaje de uso de casco en el ejido urbano y alrededores.

  • Capacitar al personal involucrado. Es necesario  preparar adecuadamente al personal involucrado en todo el proceso del control y la sanción (por ejemplo agentes municipales, jueces de aplicación, empleados conexos, etc.) por medio de cursos y seminarios para informar con precisión los alcances de las medidas a implementarse y motivarlos a colaborar para el éxito de la gestión por medio de un ejercicio responsable de la aplicación de la ley, concientes todos del valor preventivo y protector de la vida de estas acciones.

 

Segunda etapa CONCIENCIACIÓN Y EDUCACIÓN

Preparar una campaña de concientización  masiva y  actividades focalizadas.

  •  Incentivar la difusión masiva de la campaña de cascos (Luchemos por la Vida) en todos los medios locales, La campaña publicitaria de concientización en radio y televisión para los medios locales, que puede ver y escuchar en: www.luchemos.org.ar, Sección “Campañas”, donde el audio está disponible para bajarlo, o puede solicitarla gratuitamente en CD a esta Asociación, al igual que en DVD para TV 
  •  Anunciar con anticipación (mínimo un mes) la fecha de comienzo de los controles y sanciones para incentivar el uso de casco;  fundamentando la misma con los datos de la realidad local y nacional, y difundiendo la utilidad del uso del casco.
  • Convocar a colaboradores del sector privado, tanto ONG y grupos de víctimas, como también, representantes locales del mercado de motociclistas, fabricantes de casco, mercado asegurador, etc. para invitarlos a apoyar y participar en  las actividades de difusión. 
  • Realizar talleres de concientización  y actividades dirigidas a los principales grupos de riesgo, focalizadas en la población adolescente (el grupo de mayor riesgo), y grupos de padres a realizarse en colegios, clubes y otros lugares frecuentados por los jóvenes.

 

Tercera etapa CONTROLAR Y SANCIONAR A LOS TRANSGRESORES

Lanzar controles generalizados

         Que los controles se realicen respondiendo al criterio de “universalidad”,es decir, que se realicen en diferentes lugares, diferentes horarios y diferentes días de la semana de forma tal que sea imprevisible para el común de los ciudadanos, dónde y cuándo van a ser controlados)

Sanciones efectivas

        El control eficaz, para ser exitoso, requiere necesariamente de la sanción, que deberá tener estas características:

  • Que tenga finalidad educativa, y no recaudadora 
  • Que la sanción sea posible de ser efectivizada
  • Que nadie pueda escapar sin pagar
  • Que no haya excepciones ni perdones

     El ejemplo del cumplimiento por parte de las máximas autoridades y de los funcionarios y agentes encargados de controlar y aplicar sanciones es fundamental

 

Cuarta etapa EVALUACIÓN

    Es importante realizar un seguimiento del proceso una vez lanzadas todas sus etapas para evaluar los resultados de las medidas, por medio del seguimiento estadístico del incremento del uso del casco y la siniestralidad y morbi- mortalidad local.

 

PARA SABER MÁS: